Apertura

Lente Zenit Helios M44. Foto: Alfredo Cofré

Ya hemos hablado de milimetrajes y longitudes focales. Sin embargo, cuando vamos a comprar un lente el otro gran factor que debemos evaluar es la apertura*. ¿De qué hablamos cuando hablamos de apertura?

En la construcción de un lente simple vemos, en un corte longitudinal, los grupos de lentes en sí, el diafragma y, en algunos casos, el obturador**. Nos olvidaremos por un momento de componentes tales como estabilizadores, que no vienen al caso de este artículo. El diafragma en sí es un grupo de laminillas intercaladas que, dependiendo de su ángulo, dejan pasar la luz en menor o mayor medida. El orificio que estas laminas dejan es la apertura en sí.

Teóricamente, la mayor cantidad que un lente puede dejar pasar es el 100% de la luz colimada (rayos paralelos) que le llega***. Esto sería lo que se llama un lente f/1.0. Si disminuímos el radio del orificio del diafragma (pupila), lógicamente pasará menos luz; si disminuímos el radio a la mitad entraría la mitad de luz, ¿no? La respuesta es no.

Sigue leyendo Apertura