10 Consejos para elegir tu cámara

Gracias a que llevo la cámara siempre conmigo y que la uso cada vez que puedo, mis cercanos tienden a creer que yo sé mucho de fotografía cuando en verdad no es así.  Sigo aprendiendo y pretendo nunca dejar de hacerlo, sin embargo por lo anterior tienden a plantearme sus dudas respecto a la fotografía y como me gusta hablar y ayudar siempre, me doy el tiempo de explicar las cosas que sé.

Dentro de sus preguntas hay una que se repite constantemente, con algunas variaciones, pero su esencia es la misma: «¿Qué cámara me compro?«. Me encanta responder con una contra-pregunta «¿Para qué quieres la cámara?», lo que asegura un silencio y una cara de «cómo me preguntas eso, pues para hacer fotos… no va a ser para amasar pan!«.

Lo que ellos no saben es que el mercado de las cámaras es tan amplio como las necesidades de los usuarios y si no quieres gastar dinero innecesariamente te recomiendo lo que a mi parecer son las 10 cosas a tener en cuenta para comprar una cámara digital.

1.- Pregúntate (antes de que yo lo haga) ¿para qué quiero la cámara?.  La respuesta parece obvia, pero sucede que existen muchas áreas de fotografía.  Por ejemplo si vas a hacer fotos en fiestas con tus amigos, en las vacaciones, en los asados de la empresa y quizás nunca llegues a imprimirlas entonces la cámara que necesitas no es la misma que si vas a hacer foto periodismo o fotografía deportiva, por nombrar algo.  Es muy importante saber si sólo quieres apuntar y disparar o si te interesa aprender a controlar todos los parámetros como diafragma, obturador, ISO, balance de blancos ya que en tal caso querrás una cámara con control Manual.

2.- Jamás… JAMÁS bases tu compra sólo en la recomendación del vendedor de una marca.

3.- No te dejes impresionar por los Megapixeles. Una cámara puede hacer fotos de 18 Megapixeles con una calidad pésima v/s una que trabaje a 8 Megapixeles con una calidad tremendamente superior.  Por lo demás, si no vas a a imprimir tus fotos, difícilmente necesitarás más de 5 u 8 Megas. La calidad de imagen depende del tamaño del sensor de la cámara y el lente que estés usando.

4.- ¿Pilas o batería?  Las que usan pilas (AA o AAA) tienen el beneficio de que si se agotan puedes comprar unas alcalinas en algún negocio cercano para salir del paso o tener un juego de repuesto utilizando poco espacio.  Las que usan baterías propietarias de la marca duran bastante más que las pilas y no necesitas un cargador ya que generalmente se cargan con el cable USB.  Ambas opciones tienen beneficios y cosas en contra.  Infórmate antes de tomar una decisión.

5.- No le des importancia al Zoom Digital: es una mentira inventada por los fabricantes.  Zoom Digital no es otra cosa que «estirar» el pixel para que se vea más grande, distinto al Zoom Óptico que hace un acercamiento real al objeto fotografiado mediante el posicionamiento de los cristales del lente.

6.- ¿La utilizarás para grabar vídeo?  Si no lo harás, no pagues por una función que no utilizarás.

7.- La marca.  Te advierto que existe una verdadera Guerra Santa en cuanto a este tema.  Tú escoge la cámara que se ajuste a tus necesidades y presupuesto.  Evita preguntarle a los Nikonistas o Canonistas fanáticos.  Un buen consejero en este caso es aquel que te entrega información y te permite decidir sin presiones.

8.- Almacenamiento.  Por ahora parece ser un estándar utilizar tarjetas SD o SDHC, sin embargo existen otros medios como tarjetas Compact Flash, o Memory Stick en el caso de Sony.  Algunas traen memoria interna además de permitir tarjetas externas, pero hay otras que no la incluyen y sin una tarjeta no puedes hacer nada.

9.- Accesorios.  Con el tiempo puede pasar que quieras aumentar las posibilidades tu cámara y es muy importante saber a priori si puedes sumarle accesorios: flash externo, un grip, lentes, filtros, disparador remoto, intervalómetro, etc.  Investiga e infórmate al respecto.  Casi el 100% de las cámara trae el hilo para montarla en un trípode y quizás quieras adquirir uno también.

10.- Finalmente creo que lo mejor que puedes hacer es tomar una tarjeta SD y un fin de semana ir a pasear por un centro comercial.  Entra a cada tienda en donde veas que venden cámaras y pide la que te llame la atención.  Pregunta si puedes probarla, ponle tu tarjeta y haz algunas fotos (con y sin flash).  Repite el ejercicio con distintas marcas y modelos y no borres las fotos.  Fíjate en la sensación al tener la cámara en las manos, nota si los controles son sencillos e intuitivos, si la velocidad de encendido y grabación te acomoda, en resumen, si la cámara te convence o no.  Luego llega a tu casa a revisar la calidad de las imágenes tomadas (si olvidaste con qué cámara hiciste cada foto puedes revisar los datos EXIF) y teniendo la experiencia de la cámara en vivo y los resultados podrás acercarte un poco más a tomar tu decisión.

 

Estos son sólo algunos consejos, pero seguro tú tienes alguno ¿lo comentas con nosotros? Click

2 Replies to “10 Consejos para elegir tu cámara”

  1. Es lo que siempre recomiendo: más allá de lo técnico en el papel, que es importante, la decisión final debe ser tomada jugando con las cámaras. Por ejemplo, hay unas Pentax high end que tienen buenas características pero que anatómicamente para mí son horrorosas.

Comments are closed.