Cómo evitar los ojos rojos

Lamentablemente no nos referimos a cómo evitar el enrojecimiento en los ojos luego de estar en un lugar cerrado, con humo y bebiendo, si no más bien al efecto que se produce en quien es fotografiado de noche y con flash directo. Sé que a todos nos ha sucedido y si bien las cámaras actuales incluyen herramientas para evitarlo acá te entregaremos algo más de información que sólo «presione aquí y está solucionado».

A continuación te contamos cómo evitar los ojos rojos en tus fotos.

Por qué se produce?

Este desagradable efecto se presenta principalmente en situaciones con muy poca luz (noche, interior mal iluminado) ya que en tales situaciones las pupilas de las personas a fotografiar se dilatan más de lo normal para aumentar la sensibilidad del ojo a la poca luz existente. Al tomar una foto con flash (el incorporado en la cámara) la luz entra por la pupila exageradamente dilatada y entonces ilumina el interior del ojo y lo rojo que vemos es el reflejo de la luz «pintado» con la sangre del globo ocular (que lindo ¿no?).
En resumen, los «ojos rojos» se deben a la mala iluminación a sacar la foto con flash directo.

El sistema anti ojos-rojos de las cámaras

Los fabricantes de cámaras encontraron una forma sencilla de resolver en parte este problema. Si te has fijado la mayoría de las cámaras compactas tienen una función que elimina este defecto, pero ¿cómo lo hacen?, muy sencillo, 1/2 segundo antes de hacer la foto disparan una descarga de flash para provocar que la pupila de la persona fotografiada se contraiga, limitando así la entrada de luz al recibir el segundo disparo de flash cuando se tome la fotografía.

¿Cómo evitarlo?

Ya que sabemos qué lo provoca podemos tomar algunas precauciones para evitarlos, como por ejemplo:

– No uses el flash a menos que sea estrictamente necesario
– Utiliza el sistema de tu cámara para reducir o anular los ojos rojos
– Si tu cámara tiene flash incorporado intenta que la persona no dirija la mirada directamente a la cámara ya que es prácticamente el mismo lugar desde donde viene la luz (flash). Intenta que miren algún objeto cercano, pero que no sea la cámara en sí. Esto no anulará el efecto, pero lo reducirá.
– Si tienes un flash externo y un sistema de triggers úsalo y despega el flash de la cámara, sepáralo al menos unos 20 cm de ella.
– Rebota o suaviza el flash, con esto es casi imposible que aparezcan ojos rojos en tu foto.

Ahora ya entiendes porqué se producen los ojos rojos en tus fotos y sabes cómo evitarlos.

Tú conoces alguna otra manera de evitar este problema?