Fotografía histórica – El monje bonzo

Día normal.  9 de la noche en Chile y comienzan los noticiarios centrales en la tv.  Suena la voz del conductor: “… y en otraz noticiaz, un grupo de deudorez habitazionalez amenazó con quemarze a lo bonzo frente a La Moneda…”

El más pequeño de la casa (hermano, prima) pregunta “¿qué es quemarse a lo bonzo?”, a lo que uno suena súper culto diciéndole que es cuando la persona se rocía con bencina y se prende fuego.

Winner.  Un erudito.  La conversación llega hasta ahí porque la duda está resuelta, pero… ¿cuál es el origen del concepto “quemarse a lo bonzo”?  Así como así, no tiene mucho sentido…

La acción nos posiciona en una transitada calle de Saigón, Vietnam, el día 11 de junio de 1963.

Desde una pagoda cercana salieron en procesión unos 350 monjes conocidos como “bonzos”, junto a un auto Austin Westminster, en el cual llevaban pancartas en inglés y vietnamita,  donde protestaban contra el gobierno de turno por no cumplir con la igualdad religiosa prometida.

Del auto bajaron 3 monjes.  Uno de ellos llevaba por nombre Thích Quảng Đức, nacido en 1897.

Uno de los monjes puso una almohada sobre la calle, mientras el otro sacaba un bidón con bencina del auto.  Mientras la multitud se acercaba al lugar, Thích Quảng Đức se sentó sobre la almohada, adoptando la posición del loto.

Recitó las palabras «Nam Mô A Di Đà Phật» («homenaje a Buda Amitābha»), y se encendió fuego.

De esta manera fue inmortalizado por el fotógrafo  Malcolm Browne.

 

Las últimas palabras de Thích Quảng Đức quedaron registradas en una carta que escribió antes de suicidarse: “Antes de cerrar los ojos y dirigirme hacia la figura de Buda, suplico respetuosamente al presidente Ngô Đình Diệm que tenga compasión de los habitantes de la nación y que desarrolle una igualdad religiosa que mantenga la fuerza de la patria para siempre.  Llamo a los venerables, reverendos, miembros de la sangha y predicadores budistas para que se organicen y hagan sacrificios con el objetivo de proteger el budismo”.

El monje murió carbonizado rápidamente, frente a la vista de muchas personas shockeadas con lo que veían.  Una de las cosas más sorprendentes que sucedió, es que el monje pese a estarse consumiendo rápidamente, no manifestó ninguna señal de dolor audible o movió algún músculo.

Después de su muerte, su cuerpo fue cremado conforme a la tradición budista, en donde ocurrió otro hecho destacable: su corazón se mantuvo intacto y fue considerado santo.  El órgano vital pasó a estar bajo el cuidado del Banco de Reserva de Vietnam, como reliquia.

Quemarse a lo bonzo entonces, no se refiere a la forma (morir quemado), si no al hecho de matarse como forma de protesta  política.

Hablando del fotógrafo, Malcolm Browne nació y se crió en Nueva York.

Su carrera como periodista comenzó cuando fue reclutado durante la Guerra de Corea y asignado a la edición de Stars and Stripes donde trabajó por dos años. Trabajó para la Times Herald-Record de Middletown.  Luego se unió a la Associated Press (AP), y trabajó en Baltimore desde 1959 hasta 1961, momento en el que fue nombrado corresponsal en jefe de Indochina.  Después de haber ganado un Pulitzer y recibir muchas ofertas de trabajo finalmente se fue de la AP en 1965.

Trabajó para la cadena ABC de televisión por alrededor de un año, pero se mostró insatisfecho por el periodismo de televisión. Trabajó independientemente por varios años, e hizo un año de beca en Columbia University con el consejo de relaciones exteriores. En 1968, se unió a The New York Times, y en 1972 se convirtió en su corresponsal para Sudamérica.  Antes de convertirse en un periodista, Browne trabajó como químico, y en 1977, se convirtió en un escritor de ciencia, y se desempeñó como editor en jefe de Discover, regresando a Times en 1985.  En 1991, cubrió la Guerra del Golfo Pérsico.

Por la fotografía del monje auto-inmolándose ganó el premio World Press Photo of the Year.

Como dato anecdótico, la fotografía fue usada por la banda Rage Against the Machine en su disco homónimo, del año 1992. ClickChile

 

Nota: existe un video donde se ve la secuencia de la preparación del momento y del monje ardiendo.  La escena es fuerte.

3 Replies to “Fotografía histórica – El monje bonzo”

Comments are closed.