Hágalo usted mismo: Agregar color a tu flash externo

Cuando iluminamos con una luz de descarga –flash–, lo hacemos con luz blanca que equivale a una temperatura de color de unos 5.500ºK (el color de la luz se expresa en grados Kelvin). Si ésta se acerca a los 2.000ºK, es decir, bajando la temperatura en grados Kelvin, la luz es más amarilla, más cálida mientras que por el contrario, si está por sobre los 6.000ºK se vuelve más azul, más fría. En próximas ediciones trataremos en detalle la temperatura de la luz y su importancia en el balance de blancos.

La luz blanca es la más usada por lo natural que resulta sobre todo en retratos al no contaminar el color de la piel, pero debes saber que existen formas de agregar otros colores a la iluminación para lograr determinadas atmósferas, pintar el fondo, corregir tonos, etc., y una de las maneras más baratas de hacerlo es poniendo un filtro semitransparente de algún color delante del cabezal del flash para que la luz, al atravesarlo, adquiera esa tonalidad. En el mercado existen algunas opciones, pero sin duda que lo más económico es que lo construyas tú mismo. Acá te explicamos cómo.

Lo primero, los materiales:

– Flash externo (tipo Speedlite).
– Impresora láser a color.
– Hoja de transparencia tamaño carta.
– Conocimiento básico de algún software de diseño.
– Velcro autoadhesivo (aprox. $1.000 el metro)
– Tijeras.

En el software de diseño que prefieras crea un documento de 8,5” x 11” (que es el tamaño carta), divídelo en 2 columnas y luego en 3 filas de manera de obtener 6 partes iguales. Pinta cada rectángulo del color que más te guste, sólo debes preocuparte que sean colores sólidos. Una vez listos imprime tu hoja y recorta cada color.

Del velcro autoadhesivo recorta 12 pequeños cuadrados de unos 0,5×0,5 cm de la parte más “dura” y pégalos en la mitad de los bordes más largos de cada gel. De la parte más suave recorta 4 trozos de 1×1 cm y pégalos en tu

flash, uno arriba , otro abajo y uno en cada costado.

Para probar tus geles sólo móntalos a tu flash fijándolos con el velcro tal como se muestra a continuación

 

Obviamente el resultado no es el mismo que obtendrías con un gel profesional, pero es más que suficiente para que pruebes y hagas algunas fotos agregando color a la composición.