La cámara como herramienta social

Muchos hablan de las redes sociales como si fueran un invento que llegó con la era digital, olvidando que allá afuera, en la calle, no en el ciberespacio, hay personas e historias que no están en la web y a las que sólo se puede acceder mediante una contraseña manejada por todos, que a veces varía dependiendo de la región, pero que en esencia es la misma: el saludo.

 

Pienso en esto por que muchas veces me ha sucedido que al caminar con la cámara en la mano o estar haciendo fotos en la calle alguien me ha saludado o intenta llamar mi atención o, directamente, posa para la cámara con una sonrisa que ya quisiera yo obtener de mis modelos. Es una sonrisa natural, sincera, y ahí estoy yo encargado de recoger ese acto espontáneo de comunicación. Es curioso. Es como si por un segundo aquellas personas hicieran lo que realmente quieren hacer, se relajan y sus deseos de sentirse importantes y famosos te saludan en forma de sonrisa. Incluso hay a quienes he fotografiado y luego se pierden, nunca sabré su nombre ni por qué sonrieron a la cámara, pero me saludaron y yo les devolví el saludo con un guiño de mi cámara.

Otros, en cambio, se acercan y preguntan. Me preguntan si trabajo para algún medio, me preguntan por la cámara, me cuentan que alguna vez tuvieron una y comparten parte de su historia conmigo, con un desconocido. Me cuentan que les hubiera gustado dedicarse a la fotografía, que tenían talento, pero no la plata o el tiempo. Luego se van.

La fotografía es una bonita forma de acercarnos a las otras redes sociales y estamos seguros de que tienes alguna historia que contarnos.

5 Replies to “La cámara como herramienta social”

  1. ¡Claro que pasa! Supongo que es alguna especie de poder que posee la cámara, porque si estás en un lugar público haciendo fotos, SIEMPRE va a aparecer alguien «poniéndose» para la foto. Es… «raro».

    Desconozco por qué pasa, porque en lo personal no me encuentro fotogénico, así que no lo hago, pero sí…

    Me pasa también algo raro cuando estoy haciendo fotos con las chicas: si pasan tal cual andan vestidas para una sesión, pasan desapercibidas, pero sí están frente a una cámara, con algún flash de por medio o que se vea la sopaipilla galáctica, te prometo que he logrado que se pare el tránsito, chifilidos, gritos de «mijita rica» y todas esas cosas xD

    ¡Buen topic compare! 😀

  2. al final la fotografía hace que las personas se vean no como en facebook o twitter…. sino como son en verdad

  3. De repente pido permiso, y de repente, perdón. Me pasa que cuando salgo a hacer algun paseo o viaje fotográfico y estoy en el proceso algunos se ponen nerviosos por las fotos, otros las posan y están los del medio, ni fu ni fa. Vas cachando como reaccionar, o eso creo.

    Una vez tome un robado y el loco como que penso que yo era tira. Lo que no cachó altoque fue que usé una cámara del ’60.

    Igual es ir preparado, como le paso a Kurakemsama, hay quienes se enojan y a esos hay q contener.

    Lo mejor de todo, es conocer a la gente y que ellos te cuenten su historia, aunque incluso ni les tomes la foto.

Comments are closed.