Los 3 parámetros básicos para hacer una fotografía

Cuando quise entender el funcionamiento de mi cámara quise también saber porqué al cambiar algunos valores el resultado variaba tan drásticamente en algunos casos. Busqué y leí todo tutorial e instructivo que encontré en internet y la verdad es que al principio no entendí nada.  Casi todos hablaban de los mismos conceptos utilizando principalmente la analogía de la luz con el agua y de cómo al bloquear o permitir su paso. Piensa, por ejemplo en que si abres una llave al máximo llenas un vaso en, por decir algo, 5 segundos; luego con la llave a la mitad de su capacidad el mismo vaso se demorará 10 segundos, es decir, el doble de tiempo, pero igual llegará a llenarse.  Pues bien, con tu cámara se trata de hacer algo similar y para eso cuentas con 3 herramientas para bloquear o permitir el paso de la luz: Obturador, ISO y Diafragma. Estos son Los 3 parámetros básicos para hacer una fotografía.

Obturador: es la pieza que determina el tiempo en que el sensor de tu cámara (compacta o réflex) estará expuesto a la luz. Haciendo la analogía con el ojo humano es como si estuvieras con tus ojos cerrados, de pronto los abrieras y luego los volvieras a cerrar.  Si los mantienes abiertos muy poco tiempo no alcanzarás a ver nada o muy poco, pero si los mantienes abiertos un par de segundos distinguirás las formas y los colores de lo que está frente a ti.

En el caso de la cámara ese tiempo de exposición se expresa siempre en función de 1 segundo, ya sea dividiéndolo o definiendo la cantidad de segundos en el caso de ser más de 1.  Así 1/1000 significa que el tiempo que estará expuesto el sensor es la milésima parte de 1 segundo, mientras 10″ significa que estará abierto por 10 segundos.  Esta velocidad depende de la cámara y sus velocidades máxima y mínima no varía aunque cambies el lente.
¿Por qué es tan importante este valor?  Pues porque al controlar el tiempo de exposición podremos, entre otras cosas, lograr «congelar» un objeto en movimiento o, por el contrario, capturar su desplazamiento y con ello dar la idea de acción.

En general las cámaras manejan valores máximos cercanos a 1/3000 (un segundo partido tres mil veces) para la obturación más rápida y 30″ (treinta segundos) para la obturación más lenta, además del modo Bulb en el que el obturador se mantiene abierto tanto tiempo como el fotógrafo quiera.

 

Diafragma:  Es un mecanismo de forma circular ubicado en el lente y controla la cantidad de luz que pasa hacia el sensor (recuerda que el obturador controla el tiempo). Funciona igual que la pupila del ojo humano, tiene una apertura máxima en la que deja pasar mucha luz como cuando estamos en un lugar oscuro y ésta se dilata permitiéndonos apreciar la poca luz que haya y de la misma manera tiene un límite opuesto en el que se cierra lo suficiente para dejar pasar muy poca luz como cuando miramos hacia una linterna y nuestra pupila se contrae para no encandilarnos.
Este valor se expresa con una f minúscula seguida de un número: f2.8, f5, f22, etc, donde mientras más pequeño sea ese número, más amplio será el diafragma. Es decir que f2 es más abierto o luminoso que f16.

 

ISO: Es como una esponja que absorbe más o menos agua dependiendo de la orden que se le entregue.  Si estás familiarizado con las cámaras análogas, esas que utilizan rollo de película, quizás sepas que existe la nomenclatura ASA y que ese valor determina qué tan sensible a la luz es una determinada la película.  Si no habías escuchado hablar de eso entonces te cuento que el valor ISO es similiar a las ASA y se refiere al nivel de respuesta del sensor frente a la luz: mientras más alto el valor ISO, más sensible a la luz.  En la mayoría de las cámaras los valores van desde ISO 100 (baja respuesta al estímulo de la luz) hasta ISO 1600 (muy receptivo a la luz).
En resumen, estos 3 valores determinan cuánta luz usaremos, ya sea permitiendo o bloqueando su paso.  El desafío será configurar cada uno de ellos para obtener un equilibrio.  Más adelante hablaremos de sus detalles, de los pro y contra que involucra cambiar cada uno de estos 3 valores pues modificarlos traerá consecuencias que debes conocer.

¿Hay algo que quieras agregar? Click

5 Replies to “Los 3 parámetros básicos para hacer una fotografía”

  1. Nunca había escuchado la analogía del agua, está excelente para explicarle al mundo cuando me preguntan sobre foto, y lo de la esponja y el ISO, también.
    Bastante asertivo el post 😀

Comments are closed.